Qué es el mercado inmobiliario.

No todas las personas que leen nuestro blog son profesionales del sectot inmobiliario. Por esto, hoy hemos decidido compartir con vosotros una pequeña explicación de lo que es el mercado inmobiliario de una forma clara y sintetizada.

 


El mercado Inmobiliario como concepto es el conjunto de operaciones de compraventa y arrendamiento de inmuebles. Como estudio, engloba el análisis de la oferta, teniendo en cuenta precio, tamaño y calidad del activo; la demanda, en la que lo que nos interesa es la suficiencia y cómo de fácil es encontrar algo de unas características concretas; y las expectativas de futuro, donde lo que analizamos es tanto la relación oferta/demanda como la revalorización de los activos.


En el mercado inmobiliario existen dos sectores muy diferenciados: el residencial y el terciario.

¿Qué forma el sector residencial? Básicamente las viviendas. Viviendas de todo tipo: primeras viviendas, segundas viviendas, viviendas de Protección Oficial, viviendas de protección pública, residencias de estudiantes y residencias de la tercera edad.

Entonces, ¿qué serán los inmuebles terciarios? Oficinas, locales, hoteles, naves industriales, trasteros o parkings que no van ligados a la vivienda, centros comerciales y de ocio.


Sabiendo esto, ¿cómo se analizaría la situación y perspectivas del mercado inmobiliario? Hay dos enfoques distintos para el estudio de este mercado: el macroeconómico y el financiero.


En el estudio macroeconómico lo que se considera para los inmuebles residenciales son datos principalmente demográficos, como podrían ser la renta per cápita, el nivel de endeudamiento, el tipo de hipotecas, incluso el nivel cultural de la zona. Para los inmuebles terciarios, a lo que se le da más importancia es a la evolución del PIB, la confianza que depositan las empresas en esa zona, también la confianza de los consumidores, la tasa de desempleo y la curva de tipos de interés. Esto es lo que engloba el estudio macroeconómico.


Por otro lado, como hemos dicho antes está el enfoque financiero. El enfoque financiero lo que analiza es los factores que hacen que una inversión inmobiliaria sea más atractiva que otro tipo de inversión financiera, como son los activos financieros de renta variable, como las acciones en Bolsa, y los activos financieros de renta fija, como los bonos del estado o pagarés.


Cualquier cliente o inversor que tenga la posibilidad de invertir y diversificar su dinero en distintos sitios, es decir en activos inmobiliarios o activos financieros valorará principalmente cuatro factores: la rentabilidad, los beneficios fiscales que puede aportarle cada tipo de inversión, la revalorización y la liquidez en caso de desinversión.


En caso de tener dudas y necesitar un asesoramiento a fondo, así como estudios de mercado, ponte en contacto con nosotros sin compromiso.