Nuestras Naves

Otro de los activos con los que contamos y ofrecemos a nuestros inversores, son las Naves. En nuestra cartera de activos encontramos tanto Naves Industriales como Naves Logísticas. Sin duda, uno de los sectores más interesantes para el inversor.

 

 

Como íbamos diciendo, el sector industrial es uno de los más interesantes, y esto es porque precisamente también es uno de los menos populares. A diferencia de otros países europeos, en España todavía no está muy explotado, por lo que podemos encontrar con mucha más facilidad grandes oportunidades, muy exclusivas y mucho más interesantes a nivel retabilidad que en el caso de otros activos.

 

De hecho, según el Banco de España, en 2017 se presentó un informe en el que se hablaba de las rentabilidades que presentaban algunos activos, entre ellos, las Naves Industriales y Naves Logísticas. En este caso, la rentabilidad bruta de la que se hablaba era superior al 7%. Una ocasión de inversión muy suculenta y que presentamos a nuestros clientes cada vez que tenemos ocasión, ya que muchas veces no se contempla la opción de invertir en este tipo de activos, siendo tan deseable.

 

Tanto Naves Industriales como las Naves Logísticas o Centros Logísticos se dedican al almacenamiento de productos y materiales, aunque lo cierto es que las Naves Industriales cumplen otras funciones más allá del almacenaje.

Un Centro Logístico o Nave Logística sirve como estructura de distribución, mientras que una Nave Industrial puede alojar a toda la propia industria , incluyendo almacenaje y transporte. Por eso las Naves Industriales suelen tener mayor envergadura y superficie que los Centros Logísticos.

Una Nave Industrial engloba Edificios Administrativos, Área de Actividades Productivas, Almacenes, Plataformas de Carga y Descarga de Mercancía, Áreas de Exposición y Venta, Zonas de Aparcamiento, Zona Perimetral, Área de recolección y Tratamiento de Residuos.

Un Centro Logístico o Nave Logística se caracteriza por ser una serie de edificios que ocupan la distribución de la producción industrial, instalaciones equipadas y acondicionadas para almacenar materiales, vínculo entre la industria y los consumidores y mejora la eficiencia de la distribución, disminuyendo costes para la industria.

 

Los inversores más comunes para este tipo de activo son empresas y grandes inversores especializados en el sector industrial, que buscan normalmente superficies mayores a los 5.000 m2. Por otro lado, son cada vez más los inversores particulares que por sus alras rentabilidades, en cuyo caso las superficies que se buscan van más entre los 500 m2 y los 1.000 m2. 

Como puntos extras tanto un tipo de inversor como los otros, valoran que estos activos cuenten con aparcamiento, acceso de camiones y vehículos industriales. Y nosotros los tenemos todos.

 

Además de Naves en Rentabilidad, si apuestas por la compra de Naves Vacías nosotros encontramos el inquilino perfecto, para sacar un buen negocio.