Las claves del Éxito de nuestro Equipo

El valor añadido que ofrece nuestra empresa es sin duda el factor humano: nuestro equipo. La plantilla está formada por los mejores profesionales del sector que conocen el mercado, y además, tienen un olfato que los hace únicos. Conoce las diez claves del éxito de sus operaciones.

 

1. Disfrutamos de lo que hacemos

 

Parece un tópico, una frase motivacional, pero lo cierto es que "Ama lo que haces y haz lo que amas" es la base para un buen trabajo, y por tanto, unos buenos resultados. 

Nuestros profesionales no piensan -únicamente- en los beneficios económicos, no piensan en vender o alquilar. Nuestro equipo conoce el producto, se ilusiona y fantasea con él. Hay que saber disfrutar del Real Estate si se quieren garantizar operaciones de éxito. Este es un sector apasionante en el que trabajar, en el que conocer a gente, viajar, aprender acerca de leyes, de normativas, descubrir tendencias de mercado, corrientes decorativas y mucho más. 

Hay muchos factores que nos encontramos en nuestro día a día de los cuales podemos nutrirnos y sorprendernos, y si sabemos aprovechar la oportunidad, podemos empaparnos de esas vivencias y exprimirlas en nuestro beneficio.

 

2. Sabemos escuchar

 

¿Cómo obtener el éxito en una operación? Consiguiendo exactamente lo que quiere lograr nuestro cliente, y la única forma de acertar es sabiendo con precisión lo que buscan.

Para ello es necesario escuchar. Nuestros profesionales lo saben y lo practican cada día con todos los clientes y demandas que tenemos. Si bien es posible que en ocasiones tengamos una opinión diferente, que utilizaríamos una estrategia distinta, o que lo que buscan es muy confuso; hay que escuchar, conocer en profundidad las intenciones de nuestro interlocutor y en cualquier caso, asesorar. 

Cada demanda tiene diferentes circunstancias y hay que tener claro el objetivo final de quienes acuden a nosotros para conseguir llevar a cabo sus propósitos de la mejor manera, como habían imaginado y además en el menor tiempo posible. 

Escuchar es saber cuál es el fin, conocer esa meta es tiempo y eficacia.

 

3. Nos marcamos objetivos

 

No somos una empresa que funciona por objetivos, cada una de las propuestas de nuestros clientes son un objetivo que cumplir. El equipo de Asset Management Spain está muy comprometido con nuestra cartera de inversores, propietarios y operadores, y se marcan sus propios objetivos para no defraudarles.

Una de las claves del éxito es la autoexigencia y el perfeccionismo que hay detrás de cada uno de nuestros expertos.

 

4. Tenemos poder de decisión

 

Como siempre decimos, y como hemos repetido en la introducción de este artículo, nuestra mayor virtud es la gente que trabaja con nosotros. Cada uno de los integrantes de la plantilla destaca en su campo de forma sobresaliente.

Por ello, cada uno decide qué quiere hacer y cómo debería llevar a cabo las diferentes operaciones, y el resto le apoyamos. El criterio personal y el olfato de nuestros asesores es algo que no se aprende con libros, si no con experiencia e intuición.

¿Sería demasiado decir que son genios? El caso es que tomamos nuestras propias decisiones siguiendo el juicio de cada uno en cada ocasión, y siempre aciertan.

Menos normas y más instinto.

 

5. Curiosidad

 

La curiosidad mató al gato, sin embargo llevó a la victoria al gestor patrimonial. Cada semana hay charlas, cursos y eventos, tanto digitales como presenciales y nosotros no podemos evitar acudir o apuntarnos a los máximos posibles.

Cada día presenta oportunidades para formarnos. Si no tenemos ofertas de cursos, tenemos internet. 

Si quieres lograr el éxito y despuntar, no lo dudes, infórmate y aprende. Es la única forma de ir un paso por delante y estar siempre a la vanguardia.

 

6. Optimización de tiempo

 

Antes, durante y después de cada operación aprovechamos cada minuto. Las oportunidades vienen y van, y no podemos perder el tiempo. Analizamos, consideramos y hacemos propuestas cada vez que aparece una buena ocasión.

Esto lo permite la estructura de trabajo ordenado. Es esencial tener bien planificadas las tareas que desempeñamos cada día: intercambio de mails, llamadas pendientes, llamadas que pueden surgir, horarios de visitas, información e investigación acerca del producto, programación de reuniones... y también saber aprovechar la época en la que vivimos, donde la mayor parte de clientes y proveedores se desenvuelven con soltura en las tecnologías. Si no hay tiempo para una reunión en la que nos tenemos que desplazar, no la aplazamos, la pasamos a formato digital.

El tiempo es una herramienta que hay que saber manejar.

 

7. El mercado manda

 

¿Cómo destacar en un sector sin conocer el mercado? Clave número siete del éxito de nuestro equipo: seguir las pautas que marca el mercado.

Cada día hablamos con otros profesionales, intercambiamos información, buscamos informes, leemos comunicados y sacamos partido a la prensa. Y en función del comportamiento de mercado, asesoramos y operamos. Por eso nuestros proyectos despuntan, porque existe un conocimiento de dónde va a llevar cada paso que damos.

 

8. Respaldo de la empresa

 

La empresa somos todos y los recursos que tenemos, también. Si necesitamos de la ayuda de abogados, vendedores, arquitectos, comerciales, gestores, publicistas o constructores... contamos con ellos, seamos del departamento que seamos. Es una ley no escrita que respalda a nuestros profesionales en cada momento de duda. 

Muchas veces uno solo no da a basto, pero solo el intercambio de ideas entre el equipo puede ser muy fructífero.

 

9. Golden Rule

 

¿Conoces cuál es la Golden Rule, o en español, Regla de Oro? Es eso que hemos escuchado mil veces de: "Trata a los demás como querrías que te trataran a ti". Y nosotros lo aplicamos a nuestro trabajo, buscando oportunidades de inversión como si el capital fuera nuestro. Las gestiones las hacemos como si fueran propias, esa es una de las características que más les gusta a nuestros clientes de nosotros.

No importa la magnitud de las operaciones, un simple alquiler tiene que ser una buena operación; si un cliente tiene un local en alquiler, buscamos al mejor inquilino posible, para obtener la mejor rentabilidad, pero también la mejor calidad, la menor cantidad de problemas y las mejores condiciones que se puedan ofrecer. Si el caso fuera el contrario y nuestro cliente buscara un local, sería el mismo procedimiento, actuar como si nosotros buscáramos el local para nuestro propio negocio. El más funcional, operativo, con buenas propiedades y además a buen precio.

Esto es importante y por esto se le conoce como Golden Rule.

 

 10. Después del éxito no llega la calma

 

Cierra las mejores operaciones y haz seguimiento. En Asset Management Spain continuamos en contacto con los clientes tras cerrar operaciones importantes y ellos lo valoran, y por eso vuelven a acudir a nosotros. La relación va más allá de los negocios, nuestros profesionales generan confianza. 

El éxito solo va seguido de más éxito que se alimenta con actitud, interés y conexión con las personas que nos han dado un empujón hacia nuestros logros, como los clientes.